CAFETALEROS MANTIENE EL INVICTO

205

Los Cementeros de Cruz Azul Hidalgo llegaron decididos a llevarse entre las manos el invicto de los Cafetaleros de Chiapas y por poco lo logran, sobre todo porque al final de cuentas el 1-1 con que finalizó el encuentro estuvo lleno de factores extraños y juego ríspido que el silbante por poco sale mal parado por no saber controlar varias acciones deliberadas de ambos cuadros

 

Así con esa intensidad y estando en juego el orgullo de dos de los mejores equipos de la Liga Premier, chiapanecos y cementeros se vieron las caras en el estadio Víctor Manuel Reyna, sabedores de lo que estaba en juego.

 

Ambos cuadros comenzaron a buscar la portería rival, pero fue Cafetaleros quien consiguió abrir el marcador y lo hizo por conducto de Julián Barajas, quien aprovechó al minuto 40 un balón que se quedó botando en el borde del área grande y con la pierna izquierda conectó para abrir el ostión en un duelo apretado, ríspido y en el que nadie cedió ni un ápice del terreno y pensando, ahora, en aumentar la ventaja el cuadro de casa, mientras el visitante buscó igual, sobre todo porque el gol cayó como un rejón sobre ellos.

 

Las cosas cambiarían en la segunda mitad y le complicarían el panorama a los Cafetaleros, pues al minuto 57, se quedaron con diez hombres por la segunda amarilla para Iván Hernández, ya que el cuadro dirigido por Miguel Ángel Casanova tendría que redoblar esfuerzos para contener la oleada celeste en busca del empate.

 

Al 61, el árbitro central no se percató de un empujón por la espalda sobre Cristian Ocaña, pero si observó la barrida de Fredy Cabezas en la que derribó a un rival en el área, sentenciando penal que dio paso al penal del empate anotsado por Kevyn Montaño al minuto 64.

 

Fue justo ahí cuando Cafetaleros hizo todo para mantener el marcador gestó un empate valioso, porque el rival se tiró encima, pensando en el gol que le diera el triunfo y de paso el liderato del torneo.

 

Pero se topó con un equipo que se ordenó y que, cuando pudo, no dejó de buscar la portería rival, aunque fue complicado con un elemento menos en la cancha, pero tuvo un par de opciones, que desafortunadamente no logró concretar.

 

Supo llegar a la recta final del torneo, aunque tuvo que meter, pues la desesperación del visitante propició roces, como una agresión sobre Julián Barajas que aromó conato de bronca en los últimos instantes del partido.