CHAPULINEROS, A LA ‘FIESTA GRANDE’

132

Texto y Fotos: Fortino Brigido

 

OAXACA, Oax.- Chapulineros de Oaxaca logró en casa conquistar un boleto a la Liguilla de la Serie B, tras empatar 4-4 contra Ciervos en juego de la Jornada 11 del Clausura 2018.

En la ‘lluvia’ de goles, los dos equipos se entregaron con todo, de ahí el resultado.

Así que el cuadro del Istmo llegó a 26 unidades y ya  con pasaporte en mano a la liguilla; mientras que los mexiquenses arriban a 18 puntos y han puesto en suspenso su calificación a la siguiente ronda.

Los Chapulineros se fueron arriba en el marcador muy temprano desde el minuto 12 con penalti cobrado magistralmente por Joseph Alcantar tras una falta sobre Osmar Muñoz.

Los Ciervos no dejaron de luchar y al 33 empataron el marcador con estupendo disparo de media distancia a cargo de Emmanuel Cabrera.

Los Chapulineros con el ímpetu que los caracteriza, se fueron en busca del gol porque sabían que debían ganar para amarrar el pase a la fiesta grande.

David Arteaga se encargaría de anotar el 2-1 a favor de Chapulineros tras una descolgada por la banda derecha saca débil disparo pero con mucha colocación.

 

MANOTAZOS

 

Los ánimos se calentaron y empezaron a tirar manotazos y entradas más fuertes,  pero el tiempo no les alcanzó y se fueron al descanso.

Dos minutos de iniciado el segundo tiempo Sergio González Polo logra empujar el balón al fondo de la redes tras pase raso de Edson Navarrete y lograr el 3-1 y diez minutos después en un descuido de la defensa saltarina, Oscar Gallardo acerca a los visitantes al minuto 56

Osmar Muñoz hace lo propio al minuto 58 de tiempo corrido para anotar el 4-2 hasta ese momento.

Chapulineros mermó en su ofensiva tras los cambios obligados por lesiones de Sergio González, Edwin Hernández y David Arteaga, lo que aprovechó muy bien los Ciervos y poco a poco se fueron acercando al marco rival hasta lograr su cometido.

Sólo bastaron 15 minutos para que Ciervos lograra lo impensable, empatar el marcador.

 

LOS RUMIANTES NO FALLAN

 

Ya en el final del cotejo, Ciervos se la jugó al todo por el todo y Luis Vázquez pondrá el 4-3, a los  73. Y en un exceso de confianza de los anfitriones, Oscar Gallardo dejaría el definitivo 4-4 a los 88 minutos.

En la tanda de penales, los porteros de las dos escuadras estuvieron atentos y en par de ocasiones lograron detener el balón de su contrincante por lo que se fueron a muerte súbita y al final el 6-5 para los de casa.