CHRISTHOPER CHAPARRO, POR LA REVANCHA DE SU VIDA

76

Con un cúmulo de ilusiones, pero sobre todo con emociones encontradas por haber visto de nuevo la luz al final del túnel con su llegada al proyecto de Mazorqueros F.C., después de que la pasada temporada todo pareció derrumbarse al tener casi nula actividad en Cañoneros Marina, el guardameta Christhoper Chaparro, se alista a encarar lo que ha definido como la revancha de su vida.

 

“Un nuevo reto, una nueva oportunidad que tomó como revancha en lo futbolístico, en mi trayectoria, lo tomó así, la tomó como la revancha de mi vida y vamos con todo”, dijo.

 

¿De donde provienes?

 

Vengo de un torneo con Cañoneros Marina, en donde no tuve las oportunidades y siento que no valoraron mi trabajo, pero estamos aquí con el profesor Mario Trejo, con quien trabajé hace dos años en Sporting Canamy, conozco su idea de juego.

 

 

¿En que otros equipos has estado?

 

En Albinegros de Orizaba, en Liga Premier, solo en este equipo Canamy y Cañoneros.

 

 

¿Habrá que demostrar que tienes calidad para estar en otros niveles?

Por supuesto, esa es mi meta, buscamos hacer un buen torneo para que te volteen a ver, porque si no aparecen los resultados por más esfuerzos que hagas no te voltear a ver.

 

 

¿Importante que tengas la confianza del entrenador?

 

Eso es clave en cualquier momento, creo que la confianza se debe a que ya te conoce, de lo que eres capaz, de la obligación que uno siempre ha asumido.

 

¿Más aún porque él te invito al proyecto?

 

En efecto, si desde hace dos meses estuvimos platicando y hace un mes se empezó a concretar mi llegada, estoy contento con el equipo, la ciudad, la directiva, por eso hay ansias para iniciar.

 

¿No hay margen de error para ti y tampoco para Mazorqueros?

 

Exacto, no obstante que somos un equipo nuevo, creen que podemos ser un adversario fácil de vencer, pero la realidad es que todo el plantel tiene responsabilidad, no porque los jugadores sean jóvenes, que la base sea de jugadores que vienen de Tercera, eso no quiere decir que vayamos a ser un rival sencillo, por el contrario tenemos que salir a morirnos en la raya.