CIERRA CON TRIUNFO

33

STAFF: LP MAGAZINE

 

Club de Ciervos FC bajó el telón del torneo regular de la Serie B con un triunfo en casa al superar a Dorados de Sinaloa por 2-1 y ahora esperar al rival a enfrentar en la venidera Liguilla del circuito.

Sin duda alguna, la victoria fortalece el ánimo en el cuadro mexiquense de cara a la Liguilla que iniciará hasta el próximo fin de semana.

Así que los ‘rumiantes’ cerraron su participación con 53 puntos, en tanto que el cuadro del ‘Gran Pez’ se quedó en 37 unidades.

Lo que fue el primer tiempo, los dos cuadros fueron de menos a más, pues aunque buscaron en todo momento el gol, este se les negó, en gran parte porque carecieron de la chispa para hacerse presente en las cabañas enemigas.

Así que el ir y de venir de los dos conjuntos se daba en la cancha del estadio ‘Arreola’. Por parte de los mexiquenses, su técnico Javier Garay, una y otra vez giraba instrucciones para que su plantel no perdiera el balón, sobre todo en la parte defensiva.

En tanto que la oncena sinaloense hacia su labor, pero por momentos se perdía, no estaba del todo enchufado.

Por lo que se fueron al descanso con empate a cero goles.

 

ABREN EL OSTIÓN

 

Una vez que empezó el segundo rollo, quien tuvo la fortuna de inaugurar el marcador fueron los de casa y fue por medio de Shelby Martínez; al jugada nació metros delante de la media cancha, a lo cual, Diego Alipio cobró un tiro libre de larga distancia y puso el balón en el área grande, donde Shelby saltó para rematar con la testa y poner el balón en el fondo de la red y con ello caía el 1-0, a los 46 minutos.

Ya fue en la recta final que el juego mejoró y llegaron los goles.

A los 84 minutos, una mano cometida por Dorados en el área grande provocó que se marcara penalti y al cobro llegó Diego Alipio quien tiró a ras de pasto y sobre la derecha del portero Jesús Bórquez que nada pudo hacer para detener el balón y con ello, el 2-0.

 

DESCUENTAN

 

Pero el gusto del segundo tanto sólo le duró un minuto a Ciervos y tras no hacer una buena marcación a la defensiva, Christian Montero tras recibir un pase de ‘taconcito’, sacó potente obús a media altura y venció al portero López y dejar así el 2-1 definitivo.

Compartir
Artículo anteriorPOR EL GUSTO DE GANAR
Artículo siguienteSIN DARSE LUJOS