CON LOBOS ULMX ENMENDAR ERRORES: CALIXTO

377

Consciente de que está quizá será su última oportunidad de poder encontrar el camino a mejores proyectos como jugador profesional, el mediocampista de los Lobos ULMX, Rogelio Calixto, reconoció que “no puedo distraerme o quitar el dedo del renglón de lo que uno quiere como jugador, me siento como niño con zapatos nuevos y listo para corregir fallas del pasado y poner todo mi esfuerzo a favor de este nuevo proyecto”, adelantó.

¿Cuál es tu trayectoria, haz estado en Liga Premier?

Si claro, primero empecé en Talentos con Chimalhuacán, luego a Coyotes Tlaxcala en Serie B, de ahí subí a Premier, con ellos quedé bicampeón, Apertura y Clausura 2027, luego a Ocelotes de la UNACH en Serie B y luego con Murciélagos y el último equipo donde estuve fue con Durango.

¿Entonces con el recorrido que ya tienes qué representa llegar a este proyecto de Lobos ULMX?

 Para mi es una segunda oportunidad dentro de las muchas que he tenido, pero es más retomar el camino, he sido aferrado, persistente, no quise bajas las manos, busqué una oportunidad y este proyecto me llamó la atención, sobre todo que ofrecían darnos el estudio y la proyección a Expansión y me dije que era el sitio adecuado para tocar puertas y estoy aquí en ese intento y es un reto muy grande.

¿Qué le ofreces a Lobos?

Creo que toda mi experiencia, lo que he aprendido, es un equipo un poco inexperto, entonces espero aportar lo poco que he aprendido, estoy a las órdenes del DT y del equipo, así que pongo lo que traigo en mi mochila al servicio del equipo.

-¿Por ganas y amor propio no quedará?

Por ganas y amor es lo que sobra, después de estar inactivo y volver al pasto, a una concentración, a un viaje, pues estoy emocionado, parezco niño con zapatos nuevos.

¿Estás consciente de qué quizá es tu último tren?

Así es, estoy muy consciente de eso, de que es uno de mis últimos trenes, de que no puede dame el lujo de relajarme, es la última oportunidad de remediar los errores que cometí en el pasado, creo que es la opción de corregir en lo que me equivoqué.