COYOTES FLAQUEA

118

Francisco H. REYES

 

TLAXCALA, Tlax.- Coyotes prolongó a cuatro partidos seguidos sin ganar al empatar a cero goles con Club Deportivo de Futbol Zitácuaro, rival que llegó a Chiautempan a encerrarse e irse satisfecho con el punto rescatado.

El juego de la jornada 10 del Clausura 2018 de la Liga Premier, Serie B, evidenció la falta de capacidad del cuadro local para descifrar el cerrojo del visitante, que no permitió mayor peligro en el arco defendido por José Ramón Álvarez, quien salvó dos disparos fuera del área de Jesús Castro y Jesús Morgan, que se estrellaron en larguero y poste en el primer lapso.

La igualada en el papel es un mal resultado en la lucha por calificar para los pupilos de Silvio Rudman, pero con la derrota de Ocelotes de la Unach en su casa, 1-0 ante Cuautla, el conjunto estatal mantuvo la cuarta posición del Grupo 2, última con derecho a jugar la liguilla.

En el primer tiempo, Coyotes encontró dificultad para desarrollar su juego colectivo y fue hasta el minuto 35 cuando Jesús Castro creó la primera llegada de gol con un zurdazo que pasó cerca de la cabaña.

Al 40’, Morgan también de zurda estrelló la pelota en el poste y en el 45’, Luis Fernando Torres, dejó ir el gol al recibir pase filtrado de Javier Rabadán, que rechazó la defensa ante la falta de rapidez para resolver por parte del delantero local.

 

SEGUNDO ROLLO

 

En el segundo tiempo, el técnico de Tlaxcala, Silvio Rudman, mandó a la banca a Vázquez y su lugar fue tomado por Landa, quien poco hizo en los 45 minutos que tuvo de participación.

Coyotes jugó su peor partido del torneo al mostrarse limitado ante un Zitácuaro que se le olvidó atacar y se dedicó con sus once jugadores en propio campo a defender el empate.

Al 55’, un tiro centro de Jesús Castro pegó en el travesaño y cinco minutos después, Geovany Marcos Rojas fue amonestado por jalonear a un rival, situación que no agradó a Rudman, quien lo sacó del terrero para el ingreso de Rubén Cortés.

Mientras los locales mostraban desesperación e impotencia al no poder generar claridad en su ataque, jugadores del Zitácuaro caían al césped por presuntas dolencias ante faltas del local.

A eso se sumó la pérdida de más de tres minutos del técnico Israel Erwin Villagómez, quien fue expulsado al 36 y sin prisa cruzó el campo para retirarse del inmueble.

Coyotes perdió fuerza, personalidad y presencia ofensiva con un futbol que terminó en el desorden y con brillo.

Y para cerrar la tarde gris, a cinco del final, Jesús Castro fue expulsado por segundo cartón amarillo.