EL “CORRE” DECIDE DESTINO DE EDUARDO SANTANA

281

Por ganas y deseos de seguir vistiendo la camiseta de los Tecos, no para el guardameta Eduardo Santana, pero al mismo tiempo sabe que los Correcaminos de la Universidad Autónoma de Tamaulipas son los que tienen la última palabra, pues sus derechos federativos pertenecen al equipo de Ciudad Victoria.

 

Por lo pronto Santana no se presentó al inicio de los entrenamientos del equipo dirigido por Daniel Alcántar, pues primero debe esperar la llamada de la directiva de los Correcaminos para decidir que le depara el futuro.

 

“No acudí a los entrenamientos con Tecos porque primero debo decidir que es lo que pasará conmigo, pues mi contrato pertenece a los Correcaminos y vine prestado para esta temporada”, dijo.

 

Pero mientras llega ese momento para revelar que pasará en esta encrucijada, Santana realizó una rápida retrospectiva de lo que fue el recién terminando torneo en la Liga Premier.

“Sin duda fue un torneo donde templaron mi carácter, jamás me imagine que me vería envuelto en una situación como paso el 28 de febrero en donde una jugada fue decisiva para que se generara un marcador adverso, pero sobre todo que quedará huella de una jugada muy desafortunada en el primer gol que nos anotaron”, expuso.

 

-¿Todavía esta fresco el recuerdo de aquel gol contra Reynosa?

Claro, son las cosas que se quedan dentro de uno, pero que me sirvió para madurar enormidades, de un día para otro crecí como persona y como jugador, ahora lo veo como anécdota, pero en ese momento me quise morir

 

-¿Esa acción te marcó demasiado?

Siempre en la vida habrá aciertos y errores, en este caso no pude dormir esa noche, me la pasé analizando lo que había pasado cada momento y la forma como iba a resolverlo para que no me afectara.

-¿Una acción desafortunada en donde los arqueros corren ese riesgo?

 

Los porteros no podemos equivocarnos de esa manera, pero cuando pasa hay que aprender de las fallas y seguir adelante. De pronto como portero eres el héroe y luego el villano, por eso hay que tener fuerza mental.

 

-¿Cuánto maduraste?

Demasiado, creo que al final de cuentas eso me hizo crecer, valorar lo que uno hace al igual que lo que está pasando con la pandemia, pero la diferencia es que en el futbol hay revanchas y con la salud no se juega.

-¿Algún ídolo?

En México, pues tengo varios, Ochoa, Corona y Talavera, de Europa Iker Casillas y de niño pues el colombiano Miguel Calero.