“EL PACIENTE TIENE CURA”: GUILLERMO GÓMEZ

88

Con una amplia trayectoria en el futbol mexicano, sobre todo en los circuitos de Ascenso, el director técnico Guillermo Gómez, de nacionalidad argentina, pero con estructura mexicana, aseguró después de sus dos primeras sesiones con los Arroceros de Cuautla, su nuevo club, que “el paciente tiene cura, sin duda lo primordial es devolver la confianza a los muchachos y hacer que saquen lo mejor de su futbol”, precisó.

 

Con el tiempo encima debido a que ya tiene en puerta el juego contra CAFESSA Jalisco Gómez expuso que “esto es un gran reto, porque obliga a sacar lo máximo de uno, obliga a que implementos más esfuerzos que en otras condiciones, es más fácil manejar a un equipo que anda bien, que uno con mala racha”, dijo.

¿Cómo hacerle y tomando en cuenta que tienen el juego contra CAFESSA?

 

Es muy poco el tiempo de trabajo, pero me encontré con jugadores con muchas ganas y con jugadores que captaron rápido la idea de trabajo, no obstante que tenemos dos partidos muy complicados en puerta contra CAFESSA Jalisco y Cafeteros.

¿Cuánto es el arreglo con Cuautla y cuál es el compromiso?

 

De aquí a lo que resta de la temporada y el compromiso es poner adelante al equipo, mejorar las cosas, cambiarle el rostro y pelear por la calificación, por ahí va el compromiso

¿Cuáles son los antecedentes del profesor Gómez?

 

Hace ya 20 años que estoy en México y he trabajado en Reboceros de La Piedad, Atlético Saltillo Soccer, Dorados Fuerza UACH, Halcones del Valle del Mezquital, Lecheros de Gómez Palacio, entre otros y algunos colegios.

 

-¿Su filosofía es más mexicana que argentina?

Es una variedad de las dos, adaptarme más a la mexicana, pero sin olvidarme de mis raíces argentinas.

¿En estos primeros juegos Cuautla tendrá que ser más rocoso que fino?

 

Podemos combinar las dos, podemos ser finos con la posesión del balón y tengamos cambio de ritmo, buscar las debilidades del rival, pero primero debemos conocer nuestras debilidades para conocer nuestras fortalezas, pero en los primeros juegos debemos ser agresivos e intensos contra los rivales.