EX JUGADOR FABRICA MASCARILLAS Y LAS DONA

1413

Carlos García Varela

El pueblo mexicano nunca se ha doblegado ante las adversidades que se muestran día con día en el mundo entero y hoy lo vemos, se lucha con todo y pese a que el coronavirus sigue ‘jugando sucio’, hay gente emprendedora que brinda y abre su corazón a quién más lo necesite.

Ante ello, hay un par de empresarios del Norte del país, concretamente en Chihuahua, que están aportando con su trabajo, con su genialidad y con sus propios recursos económicos; se trata de los ingenieros Osvaldo Rodríguez y su hijo Fernando Rodríguez.

Este último, tuvo la fortuna de tocar la pelota con sus botines y guantes en el futbol mexicano, lo hizo en la temporada 2014-15, al grado que fue uno de los jóvenes porteros del seleccionado nacional mexicano en la categoría Sub 15, comandada en ese tiempo por el profesor uruguayo César Vega Perrone.

Posteriormente, Fernando militó en las fuerzas básicas de Xolos de Tijuana (Sub-19) y luego de su trajín en las canchas, retomó los estudios para dedicarse a la ingeniería y hoy con su padre se encargan de fabricar mascarillas para la comunidad mexicana, quien tiene que luchar contra corriente frente al Covid-19.

Al respecto y vía telefónica desde Chihuahua, Fernando Rodríguez dijo: “Jugué futbol y me sentí feliz porque en ese circuito se forjan los jugadores, me siento contento y satisfecho por lo que hice, es un recuerdo imborrable, pero ahora me debo junto a mi padre a la fabricación de mascarillas, mismas que sirven para la protección del ser humano”.

Agregó: “Estas son repartidas en nuestra entidad (Chihuahua) y posteriormente se irán dando en todo el país, es una tarea titánica la que estamos haciendo, pero nos deja satisfechos porque estamos aportando para nuestro país”.

 

CARGAN CON LOS GASTOS

Por su parte, el ingeniero Rodríguez (papá) apuntó: “Nosotros cargamos con todos los gastos, estos salen de nuestros bolsillos, pero lo mejor de todo, es que nos quedamos satisfechos por lo que estamos haciendo, lo que hacemos es de corazón, para evitar que éste virus alcance grandes dimensiones, así que si todos ponemos nuestro ‘granito de arena’ bien podemos superar esta crisis de salud; México es una nación fuerte y es por eso que no dejaremos de seguir fabricando, estas mascarillas serán repartidas a todo mexicano.

¿Cuántas hacen al día?

-Se fabrican alrededor de dos mil, esa es la capacidad.

¿Todo el material y fabricación corren por su cuenta?

-Así es y lo hacemos de corazón, apoyaremos con todo; tenemos gente que nos apoya en fabricarlas y también lo hacen por iniciativa propia.