FREDDY CABEZAS AVERGONZADO

52

Después de la vorágine viene la calma y para el colombiano Freddy Cabezas toda la serie de sucesos que vinieron tras la desafortunada expulsión ante Durango, el propio sudamericano reconoció que en este momento sintió morirse y que después del juego no quería ver a los compañeros por la vergüenza por haber dejado en la peor situación a la escuadra chiapaneca.

Lo cierto es que Cabezas, en lugar de esconderse dio la cara para detallar todas sus emociones, “son cosas que pasan, desafortunadamente que te puedo decir, fue una jugada dividida, chocamos y para la mala suerte el árbitro me expulsa, quizá en ese momento me calenté, salí un poco mal, pero son momentos del partido, pero hay que darle la vuelta a la página, mirar hacia adelante, esperar a lo que se viene, no se puede vivir del pasado”, dijo.

-¿Con que sabor te vas de la liguilla, esa expulsión, muchos te colocan como el villano?

La verdad que triste porque se pudo dar más, la verdad es que hay un sabor amargo, porque queríamos ser protagonistas y llegar a la final, buscar el ascenso, era el objetivo de todos, así como te digo sé que me califican de villano, pero son cosas que pasan, desafortunadamente me pasó a mí, pero hay que darle para el frente, seguir trabajando.

¿Qué tire la primera piedra quien no haya cometido un error?

Todos cometemos errores, me tocó a mí, no hubiera querido hacerlo, un partido donde no hubiera querido equivocarme, soy humano, no soy perfecto, cometo errores y de ellos se aprende.

¿Por ser un jugador clave te vas con ese mal sabor de boca?

Fue un torneo bueno para mí, aportando, pero desafortunadamente llegó ese partido y solo es cuestión de quedarse con lo positivo y no con lo negativo.

-¿Qué les faltó?

Concretar las opciones que tuvimos, te hablo no solo del último partido, sino también de local en el primer juego, sobre todo porque éramos la mejor ofensiva, se planteó bien, pero era un gran rival, quizá se pudo hacer más, pero así es el futbol, esto tenía que pasar, ahora fueron ellos los que siguieron adelante.

¿Ya hablaste con tus compañeros?

En ese momento no, pero después con algunos y les ofrecí disculpas a varios por lo que había pasado, que fue algo que no quise hacer, quizá si no me hubieran expulsado habríamos hecho algo más, porque no sabíamos que hubiera pasado al final si hubiéramos estado completos.

¿Lo importante es dar la cara?

Claro, no me escondo de mis errores, no será el último, porque no puedo decir que después de esto voy a ser perfecto, no me puedo esconder de ellos, sino seguir adelante, creo que todos los mejores del mundo han cometido errores y esto es parte de la carrera futbolística de todos.

¿Hablaste con la familia, te dijeron algo?

Sólo con mi esposa y a mi mamá le mande un audio y no le platiqué mucho, pero a mi esposa si, estuve charlando hasta las tres de la mañana, quise hasta llorar, porque soy un jugador que vive a full el futbol, cuando ganó lo celebró y cuando pierdo me pongo mal, lloré mucho y en ese momento no quería ver a los compañeros a la cara, tenía vergüenza y tristeza

¿Hablaste con el profesor Casanova?

No mucho, pero igual, me dijo es algo que le afecto a todos, me dijo que no había problema.

¿Tu futuro?

Es incierto, no sé qué habrá para mí, sería mentiroso si te dijera que ya tengo definido algo.