FRENTE A REBOCEROS NO ES UNA REVANCHA: BERNAL

88

En el futbol las victorias valen lo mismo con uno o diez goles a favor, por lo cual, el guardameta de Saltillo Futbol Club, Marco Bernal, aseguró de cara al duelo contra La Piedad, que este partido de la fecha 15 de la Liga Premier no es una ravancha para la escuadra coahuilense, sino la oportunidad de acercarse a la zona de calificación, sobre todo porque en el entorno del equipo dirigido por Jair García, la goleada de la primera vuelta 7-0 a favor de los michoacanos ha sido enfocada en forma positiva.

 

“Eso quedó atrás, fue un partido atípico, son de esos resultados que raramente suceden en las carreras de uno, pero ya lo asimilamos, es historia y ahora contra La Piedad, lo que valdrá son los tres puntos y vamos por ellos”, dijo.

 

¿Una revancha contra La Piedad por el 7-0 de la primera vuelta?

 

Creo que lo que paso en la primera vuelta queda atrás, fue un partido atípico, porque pasa cada vez muy raramente en las carreras de uno, sucedió, pero más como revancha lo vemos como una oportunidad de sumar tres puntos.

 

-¿Si, lo que importa contra La Piedad son los tres puntos?

 

Si ganar como sea, lo que importa es sumar tres puntos.

 

-¿Los factores como la cancha y la altura pueden serles favorables?

 

Todo influye, pero al realidad lo que pasa en la cancha será el esfuerzo de los dos equipos, creo que será un duelo cerrado, con un gol de diferencia, es un juego con un minimo margen, quien cometa menos errores se llevará tres puntos, los dos equipos tienen buenos jugadores.

 

-¿Cómo ves a a la ofensiva de Reboceros?

 

Son buenos delanteros, pero también tenemos una gran defensa, creo que el rival vale por todo, pero más ocupados de nosotros que ellos.

 

-¿Un duelo que dan ganas jugar y ganarle a La Piedad?

 

Nosotros tenemos el objetivo de entrar a la liguilla, todos los partidos son finales, creo que este partido nos debe servir para acercarnos a la zona de calificación, es lo que vale, ya quedaron atrás, insisto, los antecedentes y el recuerdo de la goleada.