GRAN TRIUNFO DE INTER QUERÉTARO

92

Carlos García Varela

Fotos: Víctor Herrera

Inter de Querétaro entró con el pie derecho en la Liga Premier, luego de superar como visitante a Cañoneros FC por 0-1, en partido de la primera fecha de la Serie A del Grupo 2.

Fue un duelo en el cual ambos equipos dejaron mucho que desear, ya que su estilo de juego no fue tan ofensivo como se esperaba; generaron (casi nada) opciones de anotar, porque se dedicaron a tirar pelotazos largos, pero quien cargó con (mayor) suerte en el gol fue el conjunto queretano.

El inicio del partido fue muy frío por los dos equipos ya que les costó mucho trabajo entrar en ritmo.

ÚNICO GOL

La tarde le sonreía al Inter porque a los 9 minutos ganó un tiro libre luego de una falta absurda por parte del lateral Raúl García, quien segundos atrás había perdido la pelota, eso le dio pauta al enemigo de ganar el esférico y luego el cobro de la falta.

Así que por el costado izquierdo de la cancha llegó   a cobrar el tiro libre Rubén Orbe y tras techar a la barrera cañonera, el balón se incrustó sobre el lado derecho del cancerbero Carlos Rodríguez, quien se vio sorprendido ante tal cobro de su enemigo.

SE PORTAN ‘CHATOS’

Así que desde el minuto 10 hasta el final del partido, los dos equipos se vieron ‘chatos’ sin mostrar orden en la cancha, dando pelotazos una y otra vez, sin que nadie tuviera el control de la media cancha.

Se esperaba que Cañoneros por estar en casa fuera más ambicioso al frente, pero no fue así; jamás se pudieron encontrar en la cancha los delanteros Pablo Romagnoli y Carlos Pérez.

Ambos elementos deambulaban en la delantera y aunque el mediocampista y capitán del equipo, el chileno Jorge Pavez intentaba dar juego a sus compañeros, esto no sucedió.

SEGUNDO ROLLO

Para la segunda parte del cortejo, Cañoneros tuvo una ventaja su favor luego de que el Inter de Querétaro sufriera la expulsión de su jugador (José Blandina) a los 58’, Cañoneros fue insistente para lograr el gol, pero por más que tocó la puerta de la cabaña custodiada por Óscar Martínez, la pelota nunca entró y tras el silbatazo final del árbitro Jonathan Peinado, el partido llegó a su fin y el Inter salió vivo del estadio Momoxco.