“HAY EQUIPO PARA REMONTAR”: ORELIEN

24

Listo para entrar el partido de la gran final de la Liga Premier este domingo en el estadio de la Ciudad de los Deportes en la CDMX, el volante ofensivo panameño Ángel Orelien reconoció que “Cruz Azul Hidalgo tiene equipo para remontar el marcador, es cuestión de ser inteligentes, intensos y sobre todo equilibrados para poder apostar por un resultado importante que nos meta en el partido”, aseguró.

-¿Cómo ves el duelo, empresa difícil, imposible, alcanzable?

Es un reto, pero tenemos equipo para lograrlo, pero tenemos que salir bien concentrados para empatar primero y después pensar en algo más.

¿Se trata de empatar, pero sin ir a suicidarse?

Sabemos que tenemos que ser muy inteligentes, pero creo que ya hemos entrenado y practicado para estar listos para anotar los goles y al mismo tiempo cuidar el aspecto defensivo.

¿Qué tienen que corregir, porque pareció que Irapuato les tomó la manija?

Tenemos que tomar mejores decisiones y después de ver el juego hay que corregir varias cosas, la gente, que le afectó mucho al equipo, ahora será diferentes, no habrá gente y sobre todo la altura, porque no creo que corran como lo hicieron en su casa, es cierto que fue mérito de ellos y los felicito, pero no creo que sea igual.

¿Tienen a los jugadores para dar el golpe de autoridad?

Si claro, primero Dios todos vamos a estar concentrados para buscar los goles, el empate, al final debemos dejar todo en la cancha.

¿Listo para aportar tu capacidad si deciden que juegues?

Creo que el profesor Joaquín planeó el juego desde lo que tenía pensando, es cierto que no salió como se pensaba, pero tenemos a jugadores en el banco listos para entrar y aportar.

¿Nervioso o ansioso para que ya llegue el día del juego?

Ya no me pongo nervioso, sino contento, porque al final siempre gana el futbol, hay que tener pasión, estar feliz porque no siempre se juega una final.

-¿Por alma, corazón no quedará, deberán ir con el puñal entre los dientes?

Es donde más debemos proponer el futbol, tener el balón, pero al mismo tiempo tener calma, porque sabemos que los goles llegarán.