INICIO HISTÓRICO DE OCELOTES UNACH

301

San Cristóbal de Las Casas, Chiapas. El inicio del Clausura 2018 en la nueva Liga Premier ha sido el mejor para Ocelotes de la Universidad Autónoma de Chiapas (UNACH) en los casi 16 años de historia que suma el club a nivel profesional.

Luego de seis fechas cumplidas, el conjunto representativo de la máxima casa de estudios del estado suma 16 puntos, y la etiqueta de invicto, producto de tres triunfos por el mismo número de empates con una diferencia de +8.

En la UNACH, el deporte está considerado dentro de las funciones sustantivas de la Universidad, es por eso que Ocelotes fue creado en el año 2002, con el propósito de fomentar en la comunidad estudiantil unachense el deporte desde la perspectiva profesional y competitiva, cuya sede original fue en la ciudad de Tapachula; debutando hasta el 2003 en la extinta Segunda División Profesional.

Ocelotes pagó derecho de piso los primeros torneos, pero con base en el trabajo, el equipo empezó a tomar vuelo, y con la llegada a la presidencia del CP Juan Guillermo Gutiérrez en el 2008, el equipo tomó un rol protagonista y ya peleaba puestos de liguilla.

Pero fue hasta el torneo Bicentenario 2010, que de la mano del Profesor Alfonso Rendón (q.e.p.d.) el equipo calificó por primera vez a una liguilla, con un equipo formado en un 90 por ciento por jugadores chiapanecos y la mayoría estudiantes.

Pero el mejor torneo de Ocelotes de la UNACh fue en el Apertura 2013, el equipo sumó 32 puntos y llegó hasta las semifinales donde cayó a manos de Loros de Colima, pero en ese torneo, hasta la fecha seis tenían acumulados 10 puntos, cifra por debajo de la que manejan hoy los dirigidos por Adrián García Arias.

Ocelotes marcha con muy buen ritmo, y si lo mantiene, podrá lograr cosas importantes en este torneo porque sabe ganar en casa y fuera de ella, incluso al actual sub campeón, Coyotes, lo tuvo en la lona y en su propio territorio.

La fecha siete, ante Tecamachalco, marcará el inicio de la segunda mitad del torneo, lo que significa que la exigencia será mayor, los equipos rezagados intentarán recuperar terreno y siempre le jugaran al límite a los líderes

Es aquí donde Ocelotes tendrá que demostrar que está dispuesto a aceptar el reto de volver a los primeros planos, defender su historia y darle su primera liguilla al público de San Cristóbal que tanto los ha apoyado.