IRAPUATO, ESTÁ EN LA LIGUILLA

112

Héctor Arévalo

Fotos Gerardo García

Irapuato, Gto.-Inmejorable fue el cierre del Clausura 2018 para la Trinca Fresera del Irapuato, al cerrar en casa con una victoria sobre  Cruz Azul Hidalgo por 1-0, para conseguir su cuarta calificación a la Liguilla en forma consecutiva, toda vez que consiguió dicho resultado jugando con solamente 10 hombres, prácticamente todo el segundo tiempo.

La afición respondió a la iniciativa de la directiva ‘fresera’ que esta vez permitió el acceso gratuito al estadio ‘Sergio León Chávez’, en donde el próximo sábado 28 del presente mes, Irapuato estará disputando el partido de vuelta, frente al rival que le asignen los resultados de los partidos por disputar en esa última jornada.

Con este buen resultado Irapuato que ocupaba la tercera posición por debajo de Tuxtla y ‘Reboceros’ de La Piedad, que ya tenían seguro el pase en el grupo No.2, cerró con 34 puntos, frente a un rival que ya no tenía posibilidades de clasificar.

EL GOL

La anotación que dio la victoria a los ‘Azulgrana’ se produjo al minuto 67 de tiempo corrido, justo cuando el panorama se veía complicado por la expulsión de Julio Salas sobre el minuto 50 y los visitantes se echaban atrás, dejando la iniciativa al once local.

LAS ACCIONES

Los primeros 45 minutos transcurrieron con algunas aproximaciones, pero con Irapuato proponiendo siempre el partido, sin que el marcador sufriera movimiento alguno y fue el inicio de la segunda mitad, minuto 50, que Salas cometió una falta que ameritó que el silbante le mostrara la tarjeta ‘Roja’, dejando a su equipo con 10 hombres.

El camino parecía ‘Libre’ para un posible triunfo cruzazulino, pero Irapuato mantuvo su sello característico y más cuando entre los cambios realizados por Luis Alberto Padilla, ingresó el bullidor Luis Salvador Razo, quien ejerció mayor presión en el reduco visitante, lo que incluyó un disparo que rebotó en el larguero, pero siempre con poco trabajo para el meta local.

Entre las constantes faltas cometidas por los visitantes, se produjo una sobre el minuto 67, impecablemente cobrada por Jorge Luis Almaguer, quien colocó el esférico pegado al poste, inalcanzable para el meta visitante.

Esto originó que los visitantes adelantaran líneas provocando alguna sensación de peligro, pero la zaga local aguantó a pie firme sus embates hasta el último minuto ante la ovación de su público.