LA SOBERBIA, ES PECADO

170

Atlético San Luis sigue en un valle de lágrimas al ser el único equipo que no ha podido ganar en el presente torneo y para colmo tiene como adversario al poderoso Irapuato que llega a este encuentro con siete partidos sin perder, cinco de ellos victorias y dos empates.

De entrada los tuneros lucen como víctimas, pero esperan que el exceso de confianza pueda jugar en contra del equipo dirigido por Omar Arellano, que en el pecado pueda llevar la penitencia, ya que esta clase de adversarios da para pecar de soberbia.

Los guanajuatenses no quieres que se aleje demasiado Tlaxcala, que al vencer a Sporting Canamy se alejó a siete puntos de distancia en la tabla de posiciones del Grupo II.