LE INDIGESTÓ EL ARROZ

97

Por Antonio Miramontes

 

GUADALAJARA, JALISCO.-  Los Arroceros de Cuautla estrenaron técnico con el argentino Guillermo Gómez en el banquillo y con ello mostraron una nueva cara que les permitió indigestársele a CAFESSA Jalisco para arrebatarle un agónico empate 2-2 con gol de Ricardo Jurado al minuto 92 que les quitó la sonrisa de la cara a los dirigidos por Omar Briceño.

 

Cuautla llegó a este encuentro con derrotas consecutivas ante Uruapan, Pioneros de Cancún y a mitad de semana contra Irapuato que le costó el cargo al entrenador Ramón Figueroa para dar paso a Guillermo Gómez, quien tuvo que alistar al equipo para darle una idea futbolística.

 

Y tal parece que la solución fue rápida y si bien no fueron tan exquisitos si tuvieron personalidad y flexibilidad táctica para responder en dos ocasiones con el marcador en contra y terminar empatando el juego 2-2.

 

SIN MIEDO

 

Si bien es cierto que CAFESSA Jalisco tuvo el control de las acciones desde el primer minuto de acción, la clave de Cuautla para no ser arrollado por el equipo tapatío fue pararse en forma flexible, es decir, que si bien solo tuvo a dos hombres en el frente ofensivos, no se echaron para atrás y mucho menos jugaron al pelotazo, sino que buscaron hacerse fuertes con marca escalonada que en algunos momentos los pusieron en predicamentos, pero que les dieron la opción de salir al frente y tener la opción de generar peligro contra la portería local.

 

Inclusive el primer peligro real del encuentro lo generó la escuadra visitante cuando Gaspar López se llevó el balón en una descolgada hasta los límites del área grande desde donde lanzó un disparo que fue desviado por la defensa en el minuto 17 del primer tiempo.

 

Esa acción pareció despertar a los locales, pues a los 28 minutos Anwar Hernández cobró un tiro libre después de una aproximación local para meter el balón en el ángulo izquierdo para abrir el marcador 1-0.

 

El empate no tardó en llegar, pero más por una falla en la marca de CAFESSA Jalisco que perdió el balón en su primer cuarto de terreno y permitió que Francisco Hurtado se fuera hombre a hombre con un defensa y entrando al área disparar a la izquierda del portero jalisciense que no pudo hacer nada para evitar la caída de su meta en el minuto 31.

 

Al igual el encuentro las cosas se mantuvieron en un ir y venir sin mucha claridad y así concluyeron la primera mitad, dejando abierta la puerta para una reacción o que se generara una sorpresa de los visitantes.

 

 

DE LAS MANOS

 

Para la segunda mitad Cuautla mantuvo su mismo estilo, tratando de cortar los circuitos de su rival, buscando adelantarse en la marca y evitando que los rivales pisaran con fuerza el área.

 

Mientras que CAFESSA intentó llegar por los costados, tratando de que Adrián Muro pudiera encontrar un balón, pues en este juego aunque Salvador Ojeda trató de ser el hombre de peso en la generación de juego, no anduvo con mucha claridad.

 

Inclusive dio la impresión de que los Arroceros ya habían encontrado la fórmula para nulificar a sus rivales, pero en el minuto 73, derribaron dentro del área a Jaime González cuando se quería meter por el costado derecho y fue derribado, dando paso al disparo de Salvador Ojeda a media altura que venció el lance a la izquierda del portero de los morelenses para el 2-1.

 

Diez minutos después Ojeda en un mano a mano frente al portero morelense dejó escapar el 3-1 al disparar sobre la salida del arquero estrellando el esférico en el cuerpo del guardameta.

 

Hasta ahí las cosas caminaron de manera lógica, CAFESSA parecía con todo para llevarse la victoria, pero al minuto 90+2, se generó un tiro de esquina donde Ricardo Jurado se levantó para rematar en el área grande y meter el balón en el ángulo izquierdo para el empate milagroso de los morelenses.

 

EL PUNTO EXTRA

 

Con el 2-2 en tiempo regular se dio paso a los tiros penales para definir el punto extra donde CAFESSA Jalisco se lo terminó agenciando con una buena participación del portero Francisco Córdova al detener dos disparos e imponerse 4-2.