LOROS A LA ESPERA DE CONOCER SU FUTURO

203

Jimmy Goldsmith, dueño de los Loros de la U de Colima, está a la espera de saber en qué división jugará el próximo torneo. Entrevistado por la cadena de ESPN dejó en claro los motivos por los cuales no puede adelantar si será o no autorizado por la Federación Mexicana de Futbol.

Esta es la entrevista publicada por ESPN con Jimmy Goldsmith,  “deportivamente Loros ya ascendió. Cumplimos con los requisitos de ser campeón (del Clausura 2019), tengo estadio muy correcto, con un gran alumbrado”, por lo que la franquicia cuenta con todo para volver a ser certificado, en caso de ser necesario.

Sin embargo, reveló que el problema es que no cuenta con una empresa que respalde a Loros, como dicta el actual reglamento, algo que hasta hace poco no era un problema para él.

“Siempre me he valido de un fideicomiso que pago y que se responsabiliza del equipo, que lo financia. Nunca en 22 años que tengo equipo en México he pasado por problemas para solventar gastos del equipo. Le dije a Enrique Bonilla (presidente de la Liga Bancomer): soy más limpio que el maestro limpio”.

Recordó que hace tres años, cuando Loros consiguió el ascenso, firmó un papel ante la Liga de Ascenso en la que se hacía responsable del equipo y si descendió fue porque no contrató los refuerzos correctamente.

Recalcó que es una persona solvente que tiene los recursos necesarios para tener un club. “No le debo nada a nadie, a ningún proveedor, a ningún jugador o entrenador. No tengo empresa, pero sí un fideicomiso”, reiteró.

Goldsmith es integrante de una familia acaudalada inglesa, con recursos económicos, tema conocido por la Federación Mexicana de Futbol, con quien trabajó en los 90 como parte de la Comisión de Selecciones Nacionales. En ese tiempo “pagué algunos viajes de selecciones”.