MAZORQUEROS PRESENTA A SUS UTILEROS

86

El trabajo de utilero es un rol imprescindible dentro de un cuerpo técnico, de un Club, y eso lo sabe y reconoce un equipo como Mazorqueros FC. 

Los encargados de utilería son los responsables de que no le falte nada al jugador, ni a los entrenadores. 

El conjunto de Ciudad Guzmán presumió parte de la historia de sus dos utileros, Ángel de LIGA PREMIER y Leo de Liga TDP.

Ángel tiene 27 años y es originario de Ciudad Guzmán. Leo tiene 44 años y es originario de Huescalapa, localidad del municipio de Zapotiltic. 

Aunque cada uno está designado para una división en específico, ambos trabajan en equipo para preparar el equipamiento de los entrenamientos y todo lo necesario para los partidos de local o los viajes para jugar como visitante.  

En un día de entrenamiento el rol del utilero es el siguiente: La mañana empieza despertando a las 5:30 horas y desayunando para estar 6:00 horas en punto en el estadio. Una vez en el Municipal de Santa Rosa, Ángel y Leo cargan la camioneta con todo lo necesario: balones, casacas, conos, elásticos, etc. Cuando todo está cargado, lo siguiente es transportarlo al lugar de entrenamiento y dejar todo listo para la primera sesión, donde el trabajo continúa al momento de reubicar el equipo según los ejercicios correspondientes. 

Para un partido como local, Ángel y Leo preparan todo desde un día antes y al día siguiente llegan con tres horas de anticipación al estadio para que todo esté en su lugar antes del partido: Acomodan uniformes, acercan el pizarrón para el cuerpo técnico, preparan la hidratación para los jugadores, montan todo lo necesario para el calentamiento y después lo desmontan antes del partido. Una vez terminados los 90 minutos recogen todo para después poder lavar uniformes y dejar todo en orden para el siguiente encuentro.  

La dinámica en un partido como visitante es más o menos igual pero todo debe estar listo con aún más anticipación, para que el equipamiento pueda ser cargado al transporte en el que se viajará.  

Superándose en la escuela 

Leo menciona que lo que más le gusta de trabajar en Mazorqueros es el ambiente y el día a día, pero “no hay nada como los días de partido”. “Lo que más me gusta de Mazorqueros es que tenemos un presidente que siempre nos dice que tenemos que creer cada vez más en nosotros. También me gusta que tenemos gente seria y preparada en cada área para que a los jóvenes se les trate cómo lo que son; jugadores. Difícilmente en otros equipos se les trata así.”  

Leo, quien llegó al equipo en 2016, menciona que gracias a Mazorqueros y al profe “Barre” (preparador físico en ese momento), se motivó a seguir estudiando. “Mazorqueros me apoyó a pagar la prepa durante dos años. Yo no tenía pensado estudiar más, pero gracias a Mazorqueros y a “Barre”, hoy me siento contento de haber acabado la prepa.” 

Sobre el tema de sus estudios, Ángel comenta: “A mí Mazorqueros me ha ayudado mucho. Acabé mis materias en 2019, pero por algunos motivos no he podido titularme. Mazorqueros me está apoyando para terminar con mi carrera. Ahorita estoy empezando a hacer mis residencias para poder obtener mi título como Ingeniero en Gestión Empresarial”.