MUCHO RUIDO Y POCAS NUECES

132

TUXTLA GUTIÉRREZ, CHIAPAS.- El que estaba calificado como el ‘mejor’ partido de la Jornada 20 del Grupo 2 en el Lunes Premier, y pronosticaba que sería explosivo, a final de cuentas, Cafetaleros e Irapuato quedaron a deber y por mucho, luego del gris y mediocre empate a cero goles.

Con la división de puntos, los chiapanecos suman 38 puntos y se mantienen en el cuarto lugar; en tanto que los ‘Freseros’ arriban a 37 unidades y son quinto lugar y la cosa arde en el sector dos, rumbo a la Liguilla.

 

SÓLO DOS LLEGADAS

 

Tal y como se esperaba, fue un partido muy cerrado de mucho desgaste, de mucho ‘pique’, ríspido y ‘caliente’, no era para menos porque a la hora del juego el termómetro registraba los 39°, así que el césped del coloso ‘Víctor Manuel Reyna’ era prácticamente un infierno, por lo tanto, los dos equipos sacaron extra fuerzas para ir y venir en la cancha con la finalidad de crear peligro.

De lo poco que pudo haber de acción en el primer periodo, se dio a los 8 minutos, luego de un contragolpe del Irapuato, donde el portero cubano Raiko Arozarena, quien rechazó un potente disparo por parte de Armando González para así alejar el peligro en su meta.

La respuesta del conjunto chiapaneco se dio cinco minutos más tarde, donde Aldo Monzonis al recibir pase de Alan Hernández, sacó potente tiro de pierna derecha a ras de pasto y el balón pasó rozando la meta resguardada por Héctor Lomelí.

A partir de ese momento, el juego era movido, pero no hubo para más, salvo que los dos técnicos hicieron cambios en su once inicial.

Por parte de la ‘Trinca Fresera’, salió lesionado el colombiano Jaidivert y minutos más tarde, el técnico Miguel Ángel Casanova mandó al ataque a David Franco, pero a final de cuentas ninguno pudo abrir el ostión en este periodo.

 

FUE LO MISMO

 

Para la segunda parte del encuentro, éste fue una copia fiel del primer periodo; ambos planteles iban y venían con el fin de crear algún tipo de daño, pero no pudieron crear y más bien el juego subía de tono.

Lo más que hubo de peligro fue a los 91 minutos, para ello, Irapuato ganó un tiro libre a unos 25 metros del marco enemigo y el cobro lo hizo César Landa y el balón que iba con camino a gol, a final de cuentas, la pelota pegó en el travesaño y así se salvaba el cuadro de casa y con ello el empate a cero goles.