MURCIÉLAGOS NO QUISO GANAR

185

STAFF: MAGAZINE LA LIGA

 

MOCHIS, SIN.- Cuando se esperaba más de los Murciélagos FC y el CD Tepatitlán, al final se conformaron con la división de puntos al empatar a cero goles en juego de la fecha 13 de la Serie A.

Ninguno de los dos equipos tuvo la fortuna de abrir el marcador, por lo que con la igualada, los ‘Caballeros de la Noche’ arribó a 25 puntos y los jaliscienses suman 22 puntos y la cosa está ardiente en el Grupo 1.

En cuanto al partido, lo que fueron los primeros 10 minutos, los dos equipos mostraron carácter al frente, pero poco a poco quien iba perdiendo gas era el cuadro local, no así el ‘Tepa’ quien en todo momento insistía al frente, por lo que a los 22 minutos ya tenía en su haber tres fuera de lugar, lo que significaba que los ‘Caballeros de la Noche’ jugaban al límite a la defensiva.

Así que los artilleros, Efraín Torres y Julián Barajas les costaba crear peligro porque la zaga jalisciense se plantó bien en su zona.

A los 25 minutos, el ‘Tepa’ contra golpeó de manera descomunal por medio del actual líder de goleo, Humberto González, quien por el costado derecho y a ras de pasto tiró cruzado y con los dedos el portero José González detuvo la pelota, vaya susto para los locales.

Ante tal situación, el técnico Lorenzo López ajustó sus líneas con la finalidad de tratar de congelar los arribos del enemigo.

 

GANAN PENAL, PERO LO FALLARON

 

A los 30 minutos, los visitantes cometieron una falta dentro del su área grande y el árbitro marco penalti (muy estricto) y segundos más tarde, el delantero regiomontano, Efraín Torres lo cobró, y después de haber engañado al portero, el balón se fue sobre el costado derecho y así los de anfitriones dejaban ir la oportunidad de irse al frente.

La respuesta de los jaliscienses vino a los 38 minutos y para ello, Francisco Torres tiró a gol y muy a tiempo de barrió Juan Mendoza para desviar la pelota y así evitar el gol del enemigo.

 

IGUAL LA SEGUNDA PARTE

 

Para el resto del juego, los dos equipos fueron cautelosos, sin apostar del todo al frente, quizás sólo esperando un error del enemigo, pero no sucedió porque el balón lo cuidaban al máximo.

Vinieron los cambios en los dos planteles, con la finalidad de tener poder al frente, pero no redituaron en nada.

El tiempo avanzó hasta llegar a los 93 minutos y con ello se decretaba el empate a cero goles.