ORIZABA, OBLIGADO A ESPANTAR AL DIABLO

175

ORIZABA, Ver.- Luego de dos dolorosas derrotas y la aún más preocupante situación de todavía no haber podido encontrar la fórmula para hacerse presente en la portería rival, Orizaba tiene frente a ellos un muy complicado desafío, cuando el próximo sábado visite al Toluca Premier.

En una situación totalmente diferente, los pingos en este arranque de la segunda vuelta han sumado dos triunfos, ambos por marcador de 2-1, primero ante América Premier y el pasado fin de semana lo consiguieron como visitantes en casa de los pumas de la universidad nacional.

Aunado a esto, la aduana de Metepec, sede de los Diablos Rojos, es una de las más complicadas de la Liga y de donde únicamente cuatro equipos han podido sumar unidades, Pioneros de Cancún, Inter Playa y Cruz Azul Hidalgo con el empate y de manera sorpresiva en la fecha once ante Real Zamora sacaron las tres unidades, logrando los choriceros cinco triunfos en los juegos restantes.

Conociendo perfectamente estos argumentos que en el papel podrían presentar a los orizabeños como la víctima, el profesor Carlos Reinoso ha hablado puntalmente con su grupo y se han cerrado filas para salir del bache lo antes posible, y así poder mantenerse firmes en la pelea por la búsqueda de un boleto a la ‘Fiesta Grande’.