PARA HUGO SERRANO: TEMPORADA DE “ORO MOLIDO”

61

El director técnico de Azores de Hidalgo Hugo Serrano a tres fechas para que concluya su participación en la temporada de la Liga Premier fue oro molido y resaltó que la experiencia, roce y crecimiento que tuvieron la mayoría de jugadores, no se compra en botica y que más allá de los números que tuvo el equipo hidalguense el rendimiento fue más positivo que negativo.

 

“Creo que debe ser positivo el análisis, sobre todo porque el roce, la experiencia y crecimiento que tuvieron jugadores entre 18 y 20 años contra elementos que ya jugaron en Primera División o que tienen más experiencia, entonces para nuestros jugadores eso es un crecimiento importante”, aseguró.

 

Serrano insistió en que no pueden decir que les hizo falta la mitad del torneo para poder tener una mayor exposición futbolística, “nosotros sabíamos a lo que nos íbamos a enfrentar, nadie nos sorprendió, así aceptamos el reto de participar y creo que el recuento fue favorable”, aceptó.

¿Es tiempo de hacer un análisis global?

 

Creo que será hasta el último partido, porque ahí veremos el recuento de lo que se hizo y lo que se dejo de hacer.

¿El mayor obstáculo fue remar contra corriente?

 

Estábamos conscientes de esa parte, aquí no hay engaño o que no sabíamos o que no estábamos enterados, cada uno tiene una responsabilidad y cada quién deberá asumirla y no puedo excusarme en que no sabía, creo que tenemos que ser siempre objetivos.

¿Cómo definir este regreso a la Liga Premier?

 

En algún momento lo comenté, hay cosas muy positivas, hay cosas que deben mejorar y otras cosas que no deberían seguir insistiendo, a mi, en esa parte está muy competida, hay jugadores de muy buen nivel, hay plazas que son muy complicadas y que han mantenido esa jerarquía y lo han mantenido en esos años, la Liga sigue manteniendo ese nivel y eso da gusto en el aspecto competitivo, con propuestas de técnicos muy buenas.

 

-¿La temporada positiva o negativa?

Positiva, porque hay chicos de una edad corta, que una experiencia de jugar con gente del extranjero, competir con gente de Primera División, tener roce con equipos muy hechos fue oro molido, que la mayoría de jóvenes tengan esa experiencia.