PEDRO RUIZ, UN ‘GUERRERO’ MAZORQUERO

30

Staff / LP Magazine

Después de vivir una ‘depresión deportiva’, como lo explica el propio Pedro Ruiz Rivera, de incluso parar en el futbol profesional, hoy el defensor se ha convertido en un ‘guerrero’ para los Mazorqueros FC.

Esta es parte de la historia de Ruiz, un jugador de grandes características, fuerte y agresivo en la cancha, que inició con el futbol como todos, de pequeño y que encontró su camino en el profesionalismo con las Chivas Rayadas del Guadalajara, y después los Rayados de Monterrey.

En una gran iniciativa del propio Club, donde comparte justo las historias de sus jugadores, Ruiz explicó ese momento tan complicado de pertenecer a un club, y después no entrar en planes lo que para muchos, es un golpe duro se asimilar.

“Le dije al futbol que sí una vez más, por lo mucho que me costó comprenderlo y entrarle en lo más profundo”.

“Me tocó vivir momentos que seguramente más de uno hemos sentidos después de salir de algún equipo, no identificamos lo que seguramente se llama depresión deportiva, pero nos sucede a muchos, de que salimos de algún lugar, de que no han resultado las cosas por más que hemos entregado todo de nuestra persona, de nuestro futbol y al final de cuentas no te alcanza”.

“Ne di cuenta que las tormentas no son eternas y que tocar fondo es el área de oportunidad más grande que puede tener para tomar impulso y llegar lo más alto. Pensé que no es posible que deje ir algo que tanto que me costó, y decidí volver y Mazorqueros fue la oportunidad más grande que no esperaba, fue lo que busque por tanto tiempo”.

Ruiz está contentó con el conjunto de Ciudad Guzmán, además de disfrutar la competencia de LIGA PREMIER por primera vez en su carrera.

“No lo esperaba, estuve un año prácticamente inactivo, y sin planes de ánimos de jugar al futbol después de haber salido de Monterrey, y aquí estamos. El proyecto de Mazorqueros lo veo de altísimo nivel, con un compromiso y seriedad enorme, porque es lo que nos ha transmitido la gente que lo inicio”, apuntó.