REVIVEN LOS COYOTES

140

Francisco H. REYES

 

TLAXCALA, Tlax.- Tlaxcala acabó con el mal momento de no ganar en cinco juegos, en el cierre de torneo para volver a la senda triunfal al vencer 2-0 al Deportivo Nuevo Chimalhuacán, al jugarse la jornada 12 del Clausura 2018, Serie B, de la Liga Premier.

La primera jugada pudo representar el gol de la quiniela para Coyotes cuando José “Chelelo” Contreras centró a Fernando Torres, quien no pudo rematar al quedarle atrás la esférica.

De lo poco que concretó Tlaxcala en el primer lapso estuvieron los disparos de Marco Rojas al minuto 10 y Luis Fernando Torres al 14’, que quedaron en solamente avisos.

Coyotes sufría al cargar la losa de no hacer gol en más de 180 minutos.

El primer tiempo cerró para Coyotes con una acción de gol en la que el artillero Torres abanicó un centro de Ornelas para dejar la ocasión clara de marcar.

 

El 1-0

 

La afición mantenía silencio y era paciente ante la escasez de gol para la casa y fue al minuto cinco del segundo tiempo cuando cayó el primer gol del partido, jugada que nació en un tiro libre cobrado por Jesús Castro quien envió centro para que José Almanza remató de cabeza y anidó la pelota en el fondo de la cabaña del Chimalhuacán.

La casa vivió un mal momento con la lesión muscular en una de sus piernas de su capitán Óscar Torres, quien debió abandonar el juego para el ingreso de Javier Rabadán, quien se colocó en medio campo y en la defensa fue reubicado el contención Marco Rojas.

 

EL 2-0

 

Cuando Torres dejaba el terreno de juego al minuto 15 cayó el segundo tanto de la tarde, una jugada en la que Jesús Morgan recibió pase dentro del área para cabecear y dejar un bombón a Fernando Torres, quien cerca de la línea de gol mandó, también de cabeza, la esférica al fondo de las redes.

La ventaja dio calma a Tlaxcala, que manejó el juego en los últimos 30 minutos, en los que Chimalhuacán buscó hacer daño, pero poco pudo hacer a la cabaña defendida por Juan Manuel “Borrego” González.

Torres y Rabadán todavía tuvieron claras ocasiones de gol en los minutos finales, acciones en las que el portero visitante evitó que el marcador fuera más contundente a favor de los Coyotes.