¡ROSTIZADOS!

200

Staff: Magazine LA LIGA
Fotos: Víctor Herrera / Enviado

MATAMOROS, TAMPS.- Gavilanes de Matamoros FC no ganó porque no quiso, pues tuvo un ‘costal’ de llegadas a gol, pero se cansó se fallar y eso a la postre le costó cargar con la derrota en su nido frente al Necaxa Premier por 0-1, en el juego del cierre de la fecha tres de la Serie A dentro del ‘Lunes Premier’.

En el futbol se gana con goles y eso fue lo que no hizo el cuadro plumífero, mientras que los actuales Campeones de Filiales de la Liga Premier, la única que tuvieron, la acertaron y eso bastó para quedarse con su primera victoria del torneo.

 

ACCIONES

De nada sirve llegar a la meta enemiga sino se concreta al menos una de gol y eso le pasó a los anfitriones, porque arribaron a la meta rojiblanca, pero a la mera hora fueron inoperantes, su puntería no estuvo bien calibrada donde al menos tuvieron cuatro chance para anotar, pero no acertaron.

No así para el Necaxa Premier el cual la única oportunidad clara opción de gol la supo aprovechar, siendo la vía del penalti por donde anotó.

El primer aviso por parte de Gavilanes fue a los 3 minutos; en una intención por salir con el balón desde su zona defensiva, Jesús Veyna perdió la pelota por el prado derecho y muy vivo estuvo el ariete Daniel Delgadillo quien sacó potente tiro con la derecha, pero el balón pasó rosando el marco necaxista defendido por José Olivo.

La zaga hidrocálida se mostró nerviosa al menos en los primeros diez minutos, perdía los balones y en otras, los pases eran malos.

A los 11 minutos, el cuadro anfitrión armó otro peligro, donde nuevamente por el callejón derecho, Delgadillo arribó, dejando atrás a su marcador y tras disparar a gol, la pelota se fue por un costado de la cabaña visitante, resguardada por Olivo.

La tropa azul (Gavilanes) insistía de ir al frente, de hacer el gasto, de buscar el gol; en tanto que los actuales campeones de Filiales, estaban a la espera de hacer un contragolpe que les redituara en una anotación.

A los 15 minutos, la escuadra de Matamoros se iba otra vez al frente y a todo galope se fue Delgadillo quien esperaba el apoyo de Kairo Rodríguez por el lado derecho, pero éste no llegó a tiempo, por lo que sacó un zapatazo y la pelota fue desviada sin mayor problema por el portero necaxista.

 

ANOTARON DE PENALTI

 

De lo poco que logró Necaxa Premier al frente en el primer periodo lo supo aprovechar y prueba de ello es que se lanzó al frente y para mala suerte de Kairo Rodríguez, hizo una mala barrida sobre su rival, y el jugador necaxista cayó dentro del área grande y el árbitro central marcó penalti.

Al cobró llegó José Velasco quien sin problema alguno tiró fuerte sobre la derecha del portero González y el balón fue a dar al fondo de la red, así que a los 20 minutos, los campeones de Filiales ganaban 0-1.

Con el marcador en contra y con el tiempo encima, Gavilanes no dejó de atacar, una y otra vez crearon peligro, pero al final de nada servía porque el gol se les negaba.

Lo que fue la última llegada de los plumíferos fue a los 45 minutos, donde Guadalupe Ramírez tiró de larga distancia y aunque el cancerbero José Olivo se estiró para desviar la pelota, esta pegó en el travesaño, salvándose otra vez Necaxa Premier.

 

SIMPLEMENTE SE LES NEGÓ EL GOL

 

La segunda parte del cotejo fue una copia de lo mismo que hizo Gavilanes, muchas llegadas, mucho peligro, pero al final, el gol (al menos el del empate) se les negó, jamás pudieron vencer al arquero rojiblanco.

A los 56 minutos, Alejandro Durán sirvió al ‘Pez’ Busto quien entraba por el costado derecho y con el balón en sus botines jaló del gatillo, pero para su mala suerte, el esférico pasó rosando el poste izquierdo de la oncena visitante.

Pese a un sinfín de intentos, quedó claro que la tarde de este lunes, Gavilanes se iría en blanco, el balón se negó a entrar.

De lo mejor que tuvo Necaxa Premier en la parte complementaria fue a los 74 minutos cuando atacó por la vía de Alan Hernández, quien por espuelas se escapó, dejando atrás a sus marcadores y de frente al portero plumífero sacó tremendo escopetazo, y el balón se fue directo al travesaño, salvándose así Gavilanes.

Aunque el nazareno dio cinco minutos de compensación, de nada sirvió porque el equipo dirigido por el técnico Humberto Torres cargó con su primer revés del campeonato de la Serie A.