SALEN DE LA BANCA Y HACEN GANAR A RUSIA

104

Ni en sus mejores sueños habría imaginado Rusia un comienzo tan deslumbrante en su propia Copa Mundial de la FIFA. La anfitriona ha inaugurado esta edición con una contundente y clamorosa victoria por 5-0 sobre Arabia Saudí.

Yury Gazinsky ha firmado el primer gol de Rusia 2018 con un soberbio cabezazo muy bien colocado; el suplente Denis Cheryshev, que sustituyó al lesionado Alan Dzagoev, subió al marcador el segundo poco antes del descanso; Artem Dzyuba vio puerta a los pocos segundos de saltar al terreno de juego; y el impresionante disparo de Cheryshev, junto con el tiro libre de Aleksandr Golovin, sentenciaron la victoria.

 

INCIDENCIAS

El gol de Gazinsky en los primeros compases del encuentro fue resultado de la presión de los rusos. Los anfitriones se quedaron sin la magia creativa de Dzagoev por una lesión que podría tener consecuencias importantes más adelante en esta fase final, pero su suplente anotó un gol fabuloso tras regatear a tres rivales. La enorme motivación de Dzyuba quedó perfectamente ilustrada en su decisiva contribución nada más saltar al terreno de juego. Cheryshev y Golovin pusieron la guinda a una noche para el recuerdo.

JUGADOR DEL PARTIDO

La calidad del doblete de Denis Cheryshev, especialmente el momento crucial y de gran importancia psicológica elegido para marcar su primer gol, justo antes del descanso, lo ha hecho merecedor del título de Jugador del Partido.

EL DATO

Solo dos suplentes han visto puerta en un partido inaugural del Mundial, y los dos lo han hecho en este preciso encuentro. Denis Cheryshev marcó dos goles y, entre ambos, *Artem Dzyuba *batió la meta rival al primer toque del balón, menos de un minuto después de haber saltado al terreno de juego.

 

Información de FIFA.com