SE SACUDIÓ LA MALARIA

115

MIGUEL NAVARRO

CHECOTV

 

MATAMOROS, Tamps.- Un triunfo nunca viene mal, sobre todo cuando es el único resultado que importa cuando un equipo pelea al ‘todo o nada’ y eso es lo que le pasó a Gavilanes F.C Matamoros este ‘sábado de gloria’ en el Estadio Hogar.

La escuadra de Mario ‘Pichojos’ Pérez superó 2-1 al Pacific FC para llegar a 15 unidades y romper su malaria de no ganar en seis fechas, a uno de su rival de turno, para mantener aun leve la ilusión de clasificar a la siguiente fase en una temporada difícil y complicada.

La gente responde al equipo fronterizo más allá de los resultados y de la situación en la que se encuentra en la tabla, y ese es un capital convertido en un tesoro que cualquiera lo quisiera tener en esta división o también en las de arriba.

Cada quince días entre seis y siete mil almas se dan cita a la mole de cemento ubicada en el sector sur de Matamoros, Tamaulipas.

Allí niños, jóvenes, mujeres y personas de todas las edades conforman ‘la familia’ de esta nueva institución que se erige como una de las más atractivas y prósperas del futbol mexicano.

Este fin de semana pareciera que en las gradas estuvieron acordes a estas fechas tan caras a las creencias religiosas, se vivió el juego sin tanto ruido, apacibles, salvo a la hora de los goles en los que se desató el delirio.

 

LE PONEN NÚMERO A LA CASA

 

Al minuto 9, el volante César Hurtado marcó el gol de la ventaja para los dueños de casa y cuando mejor jugaba al minuto 36 Kevin Churand consiguió la igualdad y con el 1-1 se fueron al descanso.

 

 

SEGUNDO ROLLO

 

Para el complemento inició mejor Pacific aunque no inquietaba al portero Moisés Alaves.

Al minuto 51 en un ataque por el sector izquierdo Raymundo Mejía marcó el tanto que a la postre le significó la victoria y los tres puntos para los anfitriones.

Gavilanes pudo haber aumentado ventajas pero el larguero rechazó un disparo de Hurtado con balón parado y otras situaciones que pusieron en serio riesgo a la portería de Pacific FC.

La respuesta de la visita complicó en dos tiros de esquina en los que el portero Alaves salió a cortar mal, pero Domínguez en una y Bryan Nazarit lograron despejar a tiempo para alejar el peligro y para asegurar el triunfo.