UN PENAL LA DIFERENCIA

47

Los Gavilanes F.C. Matamoros hicieron lo estrictamente necesario para vencer 1-0 a la Universidad Autónoma de Zacatecas en duelo pendiente de la fecha dos y de esta forma levantar el vuelo y colocarse en el sexto lugar del Grupo I de la Liga Premier al sumar la cuarta victoria en los últimos seis juegos disputados.

 

Una victoria que le viene de perlas a la escuadra dirigida por Jorge Martínez Merino que le permite llegar a trece puntos empatando en esa misma cantidad a Mazorqueros F.C. y a Atlético de San Luis, aunque un poco retrasado por la diferencia de goles.

 

Mientras que la UAZ hasta antes de este duelo pendiente tenía cuatro partidos sin perder con tres empates y una victoria, por lo cual se pensaba que podían salir airosos de esta visita, pero al final sus planes fueron nulificados.

 

Ahora la historia fue totalmente del cuadro local que aprovechó a la perfección el gol anotado por la vía del penal al minuto 25 por conducto de Abraham Vázquez para hacerse fuerte y de esta forma no perder la ventaja en el resto del partido y así sumar la valiosa victoria.

 

Obviamente que la conquista no fue sencilla, pues los zacatecanos vendieron cara la derrota, complicándole el tránsito del balón, así como el dominio del terreno a los tamaulipecos dando por resultado un partido trabado, con poco realce, pero tratando por ambos equipos de llevar agua a su molino.

 

Zacatecas llegó a jugar con un esquema cerrado, con dos líneas de cuatro hombres y adelante dos hombres escalonados que pensaron les daría la facilidad de llegar a la meta de César Estrada.

 

Pero los Gavilanes se esforzaron mucho en tratar de llegar a la portería de Eduardo Barrios, sobre todo después del minuto 20 cuando el cuadro tamaulipeco tuvo más fuerza al grado de que en el minuto 26 Abraham Vázquez conviritó el penal en una jugada de mano a mano de Carlos Nava que recibió un pase al hueco para meterse al área y cuando llegó frente al portero Barrios fue derribado dentro del área decretándose la pena máxima que ejecutó Abraham Vázquez con una frialdad impresionante al disparar al poste izquierdo y anidar el balón en las redes.

 

Este gol motivó al cuadro local y dos minutos después Sebastián Madrid estuvo a punto de anotar el 2-0, pero el portero Barrios supo controlar el balón y evitar la caída de su portería.

 

Para la segunda mitad, los Tuzos de la UAZ cambiaron su mentalidad, fueron más lineales, tratando de causar daño a sus adversarios, pero en el pecado llevaron la penitencia, pues los Gavilanes estuvieron más cerca de ampliar la venta que de ser alcanzados por sus rivales.